Disminución temporal de la cotización al sistema de pensiones y otros aspectos relevantes del Decreto 558 del 15 de abril de 2020.

Ante la emergencia económica generada como resultado del COVID-19, el Gobierno Nacional emitió el Decreto 558 del 15 de abril de 2020, en el cual se incluyó como medida temporal para generar mayor liquidez a los empleadores y contratistas independientes, la disminución de la cotización al sistema de pensiones. De igual manera, en dicha normativa, se emitieron medidas para la protección a los pensionados bajo la modalidad de retiro programado que reciben un salario mínimo legal mensual vigente, ante una eventual descapitalización de sus cuentas de ahorro pensional.

Como resultado de lo anterior, se resaltan los aspectos más relevantes del citado Decreto:

1. Pago de aportes al Sistema General de Pensiones:

1.1  Posibilidad de disminuir del 16% al 3% la cotización al Sistema General de Pensiones, por los empleadores y trabajadores independientes, frente a los períodos de abril y mayo, pagaderos en mayo y junio de 2020.

1.2  La cotización del 3% deberá ser asumida por el empleador en un 75% (2,25%) y por el empleado en un 25% (0,75%). El trabajador independiente, deberá cancelar el 100% de la cotización (3% sobre el 40% del valor total de los honorarios percibidos).

1.3  El Ministerio de Salud y Protección Social, deberá ajustar la Planilla PILA para dar cumplimiento a la medida de alivio temporal.

1.4  El IBC no podrá ser inferior a 1 salario mínimo, ni superior a 25 salarios mínimos y deberá corresponder al reportado ante el Sistema General de Salud.

1.5  Se deberán contabilizar las semanas cotizadas bajo el citado alivio, para acceder a la garantía de pensión mínima en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), así como para causar una pensión de vejez de 1 salario mínimo en el Régimen de Prima Media (Colpensiones). También serán contabilizadas dichas semanas para acceder a la pensión de invalidez, a la pensión de sobrevivientes y para obtener la cobertura del seguro previsional.

2. Pago de las pensiones reconocidas bajo la modalidad de Retiro Programado:

2.1  Las pensiones otorgadas por el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), bajo la modalidad de Retiro Programado, serán pagadas por Colpensiones; siempre que el capital que financie las mismas, pueda llegar a verse afectado con la crisis económica y previo traslado de los recursos por parte de la AFP correspondiente.

2.2  Colpensiones cancelará dichas mesadas pensionales bajo la modalidad de renta vitalicia, asegurando siempre que su valor no sea inferior al salario mínimo.

2.3  Colpensiones sólo tendrá la condición de pagador y por ende todas las reclamaciones que sobre el derecho pensional sean presentadas por los beneficiarios de la prestación, deberán ser resueltas por la AFP respectiva. 

Observaciones sobre los efectos del Decreto en materia pensional:

1. El Decreto no es claro en cuanto a si las cotizaciones efectuadas durante los dos meses de duración del alivio económico, se tendrán o no en cuenta, respecto de aquellas pensiones de vejez que al momento de su liquidación, arrojen un valor de mesada superior al salario mínimo.

2. En línea con lo anterior, el Decreto no es claro respecto de la posibilidad de contabilizar las cotizaciones efectuadas bajo el alivio económico, para incrementar la tasa de reemplazo o el IBL de la pensión de vejez.

3. Resultaría contrario a uno de los objetivos del Decreto – especialmente para el caso de los trabajadores en cuanto a su flujo de ingresos – que el tope máximo del aporte al Fondo de Solidaridad Pensional se mantenga invariable en un 2%, mientras que la cotización al Sistema General de Pensiones se disminuye a un 3%.

4. Teniendo en cuenta los efectos de la medida en la situación pensional de algunos trabajadores, es importante que cada empleador en atención a su condición financiera, analice la necesidad real de aplicar la disminución en el pago de aportes a pensiones.

CONTÁCTANOS

Los comentarios están cerrados.